lunes, 5 de septiembre de 2016

CORRAL DE CANTOS

CORRAL DE CANTOS      1419m.

Corral de Cantos es una de esas pocas cumbres de los Montes de Toledo, que pueden ser ascendidas sin tener problemas por pasar por fincas privadas, evitando malos humos y feas maneras de señores, señoritos y otras faunas. Y que conste que no digo que sean todos así. De hecho en esta ruta se pasa por parcelas y terrenos que lo son
Esta salida, a priori modesta, me motiva como ninguna otra. Me acompaña mi hija mayor Marian, en la que va a ser su primera ascensión,  a un pico de cierta entidad. Hasta ahora me había acompañado en pequeñas excursiones por el monte. También viene una amiga, Noelia. Un culo inquieto, manojo de nervios, de vitalidad desbordantemente contagiosa.
Si la compañía no podía ser más acertada, la época sí. Estamos finalizando un verano extremadamente seco y de elevadas temperaturas. Este día Toledo alcanzó los 42º. La Hoz de Carboneros y sus cascadas, el Arroyo Trevejiles y el propio Arroyo Gimena, van completamente secos.

 DATOS

INICIO:   Cadena en el camino del Castillo, en Las Huertas del Arroyo Gimena. Aparcamos la furgoneta.  870 mts
TIPO DE RUTA:  Circular
ALTURA MAX.   1419 mts.
ALTURA MIN.    820  mts.
DESNIVEL  + ACUMULADO     700 mts.
DESNIVEL – ACUMULADO      700 mts.
DISTANCIA    21 Km.
TIEMPO:    TOTAL:    6 h.  46 min.

ENLACE DEL ACCESO: 
Powered by Wikiloc


ENLACE TRACK RUTA:
Powered by Wikiloc

DESCRIPCION

08:15  (00:00) Arrancamos con buena temperatura, pero el día promete ser muy caluroso
Para empezar, tenemos que descender unos 50 m. por varias parcelas privadas en las que deberemos respetar las puertas de ganado dejándolas siempre cerradas, para mantener el buen ambiente con los propietarios.


 Una vez llegados al Arroyo Gimena el sendero sigue paralelo a el por su margen orográfico izquierdo, hasta llegar a una zona más encajonada donde el arroyo recibe el nombre de Trevejiles y es más conocido como Hoz de Carboneros.

En este punto cambiamos de orilla. Serán apenas unos 100m. en los que se pueden ver un par de cascadas interesantes (mucho más si llevaran agua).

Al llegar a una tercera más alta y vertical, nos desviamos a derecha a través de una canal estrechita en la que hay una pequeña trepada fácil de IIº. 

Tras la trepada nos encaramamos por una loma, en terreno perdedero entre jaras, que nos debe dejar en la Pista que sube desde la ermita del Milagro o bien de Hontanar. Pero llegar allí va ser un poco suplicio por lo poco definido del sendero y lo cerrado que se encuentra el jaral en muchos puntos. Aquí nos sorprendería una manada de ciervos de no menos de 25/30 que al oírnos salen de estampida.

Llegamos a la pista que se encuentra en perfecto estado y que sirve para acceder a las torres de vigilancia de la zona, incluida la de la cima de este pico.
La cosa ya es coser y cantar y ahora sí, cómodamente nos plantamos en el afloramiento rocoso del Corral de Cantos

CORRAL DE CANTOS 1421m. 12:00 (03:45)
Al pie de pico se encuentra aparcado el todoterreno del vigilante forestal que nos recibe junto a su perro y un amigo.
Las vistas sobre Cabañeros son amplias, destacando el no muy lejano Rocigalgo, techo provincial.
Al fondo en el centro, El Rocigalgo

 Al este queda el Embalse del Torcón y tras él la terrera llanura.
Hacemos la parada para comer y reponer fuerzas y al cabo de 40min. nos despedimos del guarda y nos vamos.







El retorno lo haremos por la pista que nos ha dejado en el pico, pero esta vez continuaremos por ella pasando bajo el pico Sombrerera y llegando al Collado de la Madroña.

En el collado, continuamos en dirección Este hasta una curva cerrada a izquierda en la que deberemos traspasar una barrera para continuar por un camino que sigue en la misma dirección que traíamos y que nos deja en el collado de Portachuelo.

 Aquí, giramos en dirección sur, llevando desde su cabecera, el Arroyo del Castillo a nuestra izquierda, hasta llegar a la furgoneta.

Al final la ruta ser más dura de lo que pensaba. Muchos kilómetros, mucho desnivel pero sobre todo mucho calor. A pesar de ello, vuelvo a casa como en una nube. ¡Peazo chica montañera que tengo! Se ha portado y disfrutado como una campeona. YA ESTOY DESEANDO HACER OTRA RUTA CON ELLA!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario